Los 5 principios del Reiki

Mikao Usue, creó los 5 principios del Reiki para curar el espíritu de los seremos humanos. Éstas valiosas frases que hacen función de mantra, recitándolas cada día se irán instalando en el subconsciente y harán que actúes tal como dicen sin que te des cuenta.

 

Sólo por hoy (Kyo Dake Wá): Si lo pensamos bien, el pasado y el futuro no existen, lo pasado pasado está y el futuro aún no ha llegado, ésto solo está en nuestra mente. Hay que recordar que a dónde está nuestro pensamiento allí estará nuestra energía y donde está nuestra energía, está nuestra vida. Vivamos el presente.

No te enojes (Okoru na): ¿De que sirve enojarse? La ira, agresividad y más emociones negativas que pertenecen al ego tenemos que enfrentarlas a diario. Por eso es importante tranquilizar la mente y buscar las mejores soluciones a los problemas y no hacerlo con dolor y violencia, nos tenemos que esforzar para tener en cada momento amor, tranquilidad, armonía.

Redescubrió el Reiki

Maestro Reiki

No te preocupes (Shinpai suna): Normalmente siempre nos preocupamos de lo que hicimos y de lo que no hemos hecho aun y nos perdemos totalmente el presente. Recuerda, si te preocupas del pasado, aprende  la lección y continua tu camino, lo hiciste lo mejor que pudiste y con la sabiduría que disponías en ese momento. Si nos preocupamos del futuro piensa siempre que tienes todas las cualidades para afrontar esa situación, nunca se te dará un problema que no puedas solucionar. No vale la pena preocuparse de cosas que ya no existen.

Se agradecido (Kansha shite): Ser agradecido no sólo significa dar las gracias cuando te abren la puerta o te pasan el pan o la sal, significa ser agradecido por todo lo que tenemos y lo que no tenemos. Hay que ser agradecido por nuestro aliento, la comida de cada día, por las lecciones que aprendemos que nos hacen sabios, por lo que recibimos y lo que no, algún día nos daremos cuenta que aquello que pedíamos realmente  no era bueno para nosotros. Tener sentimiento de gratitud hacia la vida  es vivir en la abundancia.

Trabaja diligente y honradamente (Gyo wo hageme): Hay que dar siempre lo mejor de nosotros, como personas y como seres humanos, ya sea hacía los demás o hacia nosotros mismos y trabajar siempre por aquello que deseamos y trabajarnos a nosotros mismos sin hacer daño a nadie ni engañando a los demás.

Se amable con los demás (hito ni shinsetsu ni): Hay que ser amable con todo el mundo y cuando hablamos de todo el mundo se refiere a todos los seres de la Tierra, los arboles y plantas, lo animales, etc. Todos estamos hechos de la misma materia, si respetamos a la Madre Tierra, nos respetamos a nosotros mismos y contribuimos  a la transformación del planeta.